La Fotografía callejera

 

4728c728618305.55c9b37008774.jpg

Foto “tomada al vuelo” en Edimburgo.

Buenas.

Hay una frase que se me quedó en el cerebro hace tiempo.

“Lo que para ti es la rutina de todos los días, para otra persona es algo exótico”.

Igual no recuerdo la frase literal, pero el concepto es lo importante.

Hay muchos tipos de fotografía, unas más técnicas como la de estudio, dónde tienes el control de absolutamente todo, y otras más callejeras dónde no controlas nada del entorno.

El callejero es más salvaje; pillas las cosas al vuelo o las pierdes, tienes que improvisar, adaptarte a las circunstancias, a la luz que hay, buscarte la vida para conseguir la iluminación y el encuadre adecuado para una escena que no tienes apenas control, todo eso en pocos segundos.

Pero parte del encanto de ese tipo de fotografía reside precisamente en esa falta de control, porque la hace real; lo que ves en esa foto es auténtico, no hay nada preparado, la gente que sale es la gente que hay, las calles, los objetos, el clima, la luz, las sombras… son de verdad. La escena de algún lugar remoto congelada en el tiempo en riguroso directo para tus ojos. Tan auténtica como la que puedes vivir tú ahora mismo.

640e2638921863.5771910d1b8f8.jpg

Estación de metro en Londres.

Algunas fotos salen mal; borrosas, con estelas, mal enfocadas y muchas son desechadas. Pero otras, incluso tienen más encanto por eso. ¿Por qué? ¿Por qué mientras que unos se devanan la cabeza haciendo que todo sea perfecto en un estudio, por otro lado otros consiguen fotos maravillosas mostrando lo imperfecto?

Quizá por el encanto que tiene, porque lo imperfecto es natural, lo perfecto es irreal, y cada cosa gusta en su momento y lugar.

¿Por qué hay fotos de una simple calle o un comercio o una persona sentada comiendo algo que cautivan? Quizá porque son ventanitas a otro mundo que sabemos que existe, pero no podemos alcanzar. Alguien capturó un fragmento de realidad distante para que lo puedas ver como si estuvieras ahí.

A veces esas fotos son de objetos cotidianos, que incluso tú mismo ves a diario, pero en el momento en que ves esa foto, resaltando ese buzón, o un pino, o lo que sea, hace que deje de ser un elemento anodino y se convierte en algo especial.

Esa es la magia de la fotografía urbana; hacer especial lo cotidiano, y hacer que el espacio-tiempo desaparezca, reduciéndolo a un instante eterno que está a la vista de todo el mundo.

39681e38530623.5764ff6a6ff78.jpg

Valencia (España)

 
Registrado en Safe Creative
(Todas las fotos son mías, registradas en CC, en mi portafolio en https://www.behance.net/JavierCH).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s