Lo mejor y peor de GIGATRON

Buenas tardes.

Gigatron es un grupo de Heavy Metal humorístico originario de Valencia, sumergidos en un mundo autogenerado de glamour y éxito sin límites. ¿Pensabas que Valencia sólo daba Tetes, Nanos y caloret? Pues te equivocabas, también da Kolegas.

Sus letras se centran en satirizar el mundillo Heavy, en las que se meten con todos los tópicos, temas e idiosincrasias del entorno metalero, y esto es precisamente lo que más lo popularizó.

Una vez presentados por encima (tampoco voy a hacer un documental), pasamos a lo importante: lo mejor y lo más peor de Gigatron.Gigatrón

LO MEJOR

Carisma. El punto más fuerte de Gigatron es su carisma, y de lejos. Un royo barriobajero, que está en un punto entre los cutre-humorístico y lo glamuroso-épico muy logrado.

Se autoconsideran mega-estrellas del metal, que han triunfado a lo largo y ancho de los EEUU y lo petan por donde vayan. Acusan a gran cantidad de grupos de que les han plagiado sus canciones, como los Red Hot, o especialmente, a que Europe les robó su hit “Te Peto el Kakas” y le han cambiado la letra.

Ya en el primer disco, “Los Dioses han Llegado”, pretenden estar petandolo en Donnington, y de ahí para arriba.

Euforizantes. Muchas de las canciones son muy divertidas, potencian la moral y alegran al personal. Son ideales para aprendérselas y cantarlas en hermandad, tanto si vas borracho como si no.

Algunos de sus temas se han convertidos en míticos, empezando por el “Te Peto el Kakas”, pasando por “Viva el Calimocho”, o “Tu eres mi Veneno” si nos queremos poner tiernos.

Calan tanto, que una vez te conoces las “versiones originales” de las que otros grupos se han aprovechado, no puedes volver a escuchar el “The Final Countdown” sin gritar “¡Te voy a petar el kacas!”, o “Grábame el de Slayer” al escuchar el “Livin´ on a Prayer”.

Repito, acabas cantándolas con los amigos. Son perfectas para las noches de parranda. No me explico por qué no han versioneado “La Cabra” o el “Me Subí a la Reja”.

Letras. Si conoces el rollo rock y metal, son muy buenas. Se meten con todos los tópicos del mundo heavy, desde el asunto de la mugre hasta la tendencia al satanismo. y te pegas grandes risas si tienes un mínimo de sentido del humor y te ríes de ti mismo.

En el primer disco, “Los Dioses han Llegado” le meten mucha caña al rollo Manowar, afición a los guerreros y asuntos vikingos muy acertadas, donde más destaca “Valhalla”, prodigando el mighty power, la masacre de pijos, y adoración de héroes del Metal muertos, como Bon Scott.

El nivel de letricurramiento es tal, que sus versiones de otras canciones llegan incluso a estar al mismo nivel o superior de las originales. “Heavy hasta la Muerte”, versión de “We´re not gonna to take it”, es un pedazo de tema que supera al original.

 

LO PEOR

No todo va a ser glamour y éxito entre estos mensajeros de Metal, también tienen sus sombras. Atiende.

– O te gusta la letra o estás jodido. Su fuerte es la letra, como una canción no te guste por ella, lo más probable es que no te guste. Como músicos no están mal, pero la verdad es que no son gran cosa, llega a cansar bastante escuchar un disco entero, ni destacan por grandes solos, una voz angelical ni nada del estilo.

Para eso, el primero “Los Dioses han Llegado” me parece el mejor. Es el que puedo escuchar entero sin que me agobie pero, como digo, atendiendo a las letras. Los otros, solo la mitad de las canciones me parecen buenas, y por la letra. Al final, esas canciones que parecen estar de relleno, y nunca incluyes en tus cintas de TDK de recopilación jevi, molestan mucho al oído si la oyes de fondo mientras haces una operación de riñón; ha habido momentos de tensión en los quirófanos de España por esto.

“Hitthrashhit”, disco lleno de versiones originales, plagiadas con antelación por diferentes grupos, tiene pocos temas salvables y, one more time, por la letra, como “Heavys en Fallas”, “Viva el Calimocho” o “Mazinger X”.

– No funciona como música de acompañamiento. Como extensión de lo anterior, no puedes poner un disco de fondo mientras haces otras cosas porque rallan mucho. Ya sea porque las buenas te atrapan y acabas cantando (tuve problemas en el funeral de mi padre por esto) o porque taladran la mente. Su fuerte es el humor y las canciones están dirigidas a eso; o los escuchas o molestan.

Están más perdidos que todas las cosas. Desde 1997 que sacaron el primer disco, “Los Dioses han Llegado”, no han mantenido una constancia, ni te enteras de los conciertos ni nada. Desde el primer disco hasta el segundo (“Mar de Cuernos”) pasaron siete años, y desde ese hasta el nuevo (“Atopeosis 666”, que salió el año pasado) han sido nueve años. Da la sensación de que no se toman el grupo Gigatron realmente en serio y lo hacen de vez en cuando para divertirse o lo que sea. Y si a eso le sumamos los otros puntos negativos, digo yo que tienen tiempo de sobra para sacar discazos, pero no es así. Así que digamos que su tercer punto malo es que no parece un grupo constante ni serio.

Recapitulación

Gigatron es un grupazo, las cosas como son, pero de esos que no tienen medias tintas: o te encantan o de tan asco.

Si te gustan, te atrapan y hacen querer adorarlos, amarlos, peinarlos, tenerlos como planta de interior. Tienen un carisma que en pocos grupos humorísticos he visto y esto los hace estar entre los más grandes.

Si además tocaran bien serían la ostia.


Registrado en Safe Creative

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s