Siendo Realistas

Buenas noches.

No me quiero extender mucho, a ver si lo consigo.

Me he dado cuenta que cuando la gente habla de “ser realista” suele ser en un contexto negativo, mientras que conductas positivas suelen quedar relegadas a ser optimista, confiada, perseverante o incluso también ingenuo, “flipao”, bohemia, que están bien pero nunca o casi nunca se asocia el optimismo con ser “realista”.

Voy a explicarme, imaginemos a alguien que ve una rica heredera en una fiesta y piensa tirarle la caña. Entonces llega un amigo y le dice:

– No tío, se realista, va a pasar de ti.

Contexto negativo. Da por sentado que el chaval va a morder el polvo sin realmente tener ni puta idea de si tiene o no oportunidades, y esa idea es “real”. ¿Cómo puede, algo que no ha pasado aún, ser real?

En cambio supongamos que una amiga le dice:

– Claro que sí. Con confianza y optimismo.

Contexto positivo. Pero aún así ser optimista y confiado no garantiza nada, solo es una actitud. Que el chaval pueda conseguir ligarse a la millonaria, matarla a polvos y heredar su fortuna sigue sin ser algo “tangible”, no es un resultado esperado no es tan real como fracasar.

Espero que haya quedado claro, porque no puedo explicarlo mejor (igual es el sueño, no sé).

La cuestión es: ¿por qué la perspectiva negativa es más real que la positiva? ¿Por qué una actitud alegre y lerele no es realista? Sobre todo cuando ahora está tan de moda lo de que si piensas positivo te saldrán las cosas bien. ¿No será que nuestra perspectiva de la vida es oscura, incluso obscura?

¿Cuántas veces has oído la frase “la triste realidad”? ¿Y cuántas la frase “la alegre realidad”?

Cómo puedes ver, por mucho que el personal ponga frases bohemias en sus muros, diga cosas de ánimo, en el fondo hay un sentimiento de poca esperanza si las cosas se tuercen un poco.

avance108

Sin embargo, “la realidad” es que nadie sabe lo que va a pasar ni dentro de cinco minutos. Hay millones de factores, unos más y otros menos desconocidos que afectan a la resolución de los acontecimientos, y nunca podremos estar seguros de que algo sucederá en un cien por cien.

Y por otro lado, la realidad es subjetiva. ¿Sabías que el mundo que percibes a tu alrededor es una simulación artificial construida por tu cerebro en función de lo que le “dicen” sus periféricos de entrada (ojos, oídos, etc)? “Realmente” no ves lo que hay ahí, sino que interpretas lo que el ojo dice que hay.

Llegados a este punto, me remito a lo que me dijo un Tulpa mio llamado Hornol.

“Cuando juegas al chinchón y tienes un comodín, ¿cómo vas a jugarlo? Como la carta que mejor te conviene, ¿no? Porque usarla como menos te conviene de es de ser imbécil, chaval. Págate una birra, anda.”

Asi que… yo hago caso a Hornol y uso el comodín como más me plazca, aunque sea para filtro de porros.

¿Y tú? ¿Cómo interpretas la “realidad”? ¿Triste o alegre?

Registrado en Safe Creative

2 comentarios en “Siendo Realistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s