Retozando en mierda

Muy buenas

Hay un asunto que me quita el sueño, no me deja reposar, me provoca desazón.

A la gente le gusta coger heces, retozar en ellas, rebozarse en desechos orgánicos. Y me refiero truño literal, no es un eufemismo. Lo que sale del culo de un perro, la materia marrón-verduzca producto de los efectos de la digestión canina.

Los perros cagan, lo sueltan dónde cae y los humanos lo recogen con la manita. Lo he visto cientos de veces. Mi teoría es que a la gente le gusta recoger el tronco caído del aserradero.

Como todo, habrá cierto porcentaje de la población humana que usarán otros métodos, pero no los he visto, aun así, teorizo su existencia pese a no tener pruebas físicas al respecto.

La cuestión es que veo como la gente, bien con una bolsa o un un guante, intentando mantener una pose digna, se agachan y recogen con la mano el Producto Interior Bruto de su mascota, sujetándolo firmemente con los deditos. Mi duda es: ¿Por qué no buscan un método alternativo?

¿A que si le propusieras a esa misma persona que hiciera lo mismo con su propio lastre diría que es asqueroso? ¿Por qué entonces no hay problema en hacerlo con el pequeño Willy liberado por el intestino cánido?

Puedo asegurar que hasta que no tuviera claro como hacerlo sin tocar “el fax al rey” ni me plantearía seriamente tener un perro. He tenido gato un par de veces y también toca limpiarle el temario al animal, y para eso hay unas palas con las que hacerlo manteniendo una cierta distancia del asunto que nos atañe. ¿Por qué nadie usa algo similar, o la misma, para recoger la de los perros? ¿Por qué nadie ha inventado un método para hacerlo sin usar las manos?. Mi teoría es que a la gente le gusta. Lo disfruta. Realmente siente un gustillo cuando semejante mantecado caliente y fresco, recién salido del bullate canino llena su palma.

Incluso me atrevería a decir, que seguramente es un fetiche para más de uno. Quizá incluso le suministren laxantes al perro con el fin de satisfacer sus oscuras perversiones. En fin, cada uno es como es y yo lo respeto.

No lo entiendo, pero lo respeto. Disfruten su mierda.

Voy a añadir gratuitamente una cita del gran Pepe Colubi al respecto:

“Cuando veo a una mujer recogiendo la mierda de su perro, pienso: ‘A esta tía en la cama lo que le pidas'”

Pepe Colubi

Bueno, después de esto, me he dedicado a piponear por el nuevo mundo (aceptemoslo, Internet es un mundo, cada vez tan real como el físico y, dentro de un tiempo, incluso más), y resulta que unos pocos lumbreras han visto en esto un negocio. Hay unas pocas empresas de recogida de zurullos que libran a ese teorico sector de la sociedad que no disfrutan con la labor de la idem.

Ademas es gracioso, por que existe un trasto para recogerlas sin tocarlas, pero en la vida he visto a nadie usandolas. Así que, habiendo un modo de evitar cogerla, NO se usa. Bueno, creo que esto deja claro un par de asuntos, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s