Sabores

Buenas tardes

Patatas fritas con sabor a jamon con tomillo. O a pepsi. O a lo que sea, menos a papas.

No voy a entrar en si esto se les está yendo de las manos o no (que es que sí).

   La cuestión es que todo este juego a ser dioses podrían usarlo para hacer el bien. Somos muchos los que tenemos que recurrir a dietas, y comer comida que no sabe a nada, prescindiendo de los sabores fuertes y adictivos como los de una buena hamburguesa (una de verdad, no las de los fast food que son suelas de zapatilla), lasañas, helados…

   Pues si tienen la tecnología, ¿por qué carajo no hacen brócoli con sabor a chocolate? O ¿hervidos con sabor a lasaña o a macarrones carbonara?. Acelgas con sabor a bocadillo de jamón y no patatas fritas con sabor a kiwi.

¿Que sentido tiene comer una comida que engorda con sabor a algo que no? ¡Hacedlo al revés malditos! Teneis los medios pero no la actitud.

¡Cabrones!

Un comentario en “Sabores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s